in

El Hipódromo, el lugar más cool para disfrutar el fin de semana

CIUDAD DE MÉXICO. 

Seguramente te has preguntado, ¿por qué nunca he ido al Hipódromo de las Américas? 

Desde 1943, el Hipódromo de las Américas ha sido considerado uno de los espacios más bellos de su tipo en Latinoamérica. Es el lugar perfecto para gritar, llorar, reír, sumar, restar, ganar, perder y convivir en familia.

Si con el simple hecho de ver caballos no te animas a asistir al Hipódromo, aquí te traemos 10 buenas razones para no perderte este gran espectáculo.

 

1. Precios accesibles

 

Hay quienes piensan que las carreras de caballos pueden costar “un ojo de la cara”, pero es todo lo contrario. La entrada general para grada central es únicamente de 10 pesos, más barato que asistir a un estadio de futbol. Además, mayor tiempo, pues en promedio se está en el inmueble cinco horas para 10 carreras, en intervalos de 30 minutos cada una de ellas.

 

2. No hay que quedarse en un lugar específico

 

A diferencia de otros espectáculos, en el Hipódromo se tiene la oportunidad de ir de un lado a otro; ir al paddock, donde ensillan a los caballos participantes de cada carrera; y bajar a la zona de playa, pegado al riel, para ver de cerca el esfuerzo de los atletas en la pista.

 

Con el boleto de entrada ya tiene un lugar asegurado para el paseo en el “Hipobús”, transporte gratuito que lleva a los aficionados a conocer la zona de caballerizas, a ver a los caballos  e incluso acariciarlos y darles de comer.

 

3. Una temporada larga

 

La temporada de carreras es quizá una de las más largas que se corren en el mundo: 11 meses. La campaña inicia a mediados de enero para culminar en la primera quincena del mes de diciembre. Se ofrece un aproximado de 140 funciones y más de mil 400 carreras.

 

4. Es el único Hipódromo en México

 

Se inauguró el 6 de marzo de 1943, con antecedentes previos del Hipódromo de La Condesa y el Hipódromo de Peralvillo; tardó en su construcción únicamente nueve meses, mientras en el Viejo Continente los países se desangraban en la Segunda Guerra Mundial. En su pista corren puras sangre y cuartos de milla.

 

5. La carrera con mayor tradición

 

Cada país en el mundo tiene un evento clásico, que llena los estadios o escenarios donde se efectúan, y que es esperado año con año con verdadera ansiedad por lo que significa. Dentro de las carreras de caballos en México está el histórico Handicap de Las Américas, carrera para caballos Pura Sangre y la que todos quieren ganar. El último sábado de mayo se disputa, por lo que todos son bienvenidos a la gran fiesta de Las Américas.

 

6.  Un Hipódromo para todos

 

El Hipódromo de Las Américas recibe cada fin de semana a miles de visitantes; todos viven intensamente la carrera, sin importar de dónde vengan.

 

7. Un gusto al paladar

 

Hay todo tipo de antojitos y alimentos en el Hipódromo, en grada central encontramos tacos al pastor, de guisado, hamburguesas, pizzas, alitas, pambazos, flautas, huaraches, enchiladas, parrilladas y más. Para beber, qué tal el elixir amargo de la cebada, una michelada, cerveza sola y cocteles. Todo ello a un precio muy accesible.

 

Si lo que quieres es estar en restaurante, el Gigante de Sotelo ofrece dos espacios muy agradables con cocina de alto nivel:  La Terraza , rodeado de la majestuosidad de la pista de carreras, al aire libre y con servicio de buffet; y el Restaurante 1943, un luminoso salón con comida a la carta. Los viernes en esa zona hay DJ para los más jóvenes.

 

8. Probar suerte

 

Siendo mayor de edad se puede jugar y juntar adrenalina con azar, y como en todo se gana y se pierde. Si es la primera vez, se debe tener una a actitud excelente para divertirse, destinar un presupuesto de los que se vaya a invertir en las jugadas; por ejemplo el costo mínimo a primer lugar es de 20 pesos en la grada central. Es necesario elegir una jugada, las más simples es a primero, segundo y tercer lugar, quiniela, exacta y trifecta.

 

Finalmente, cuando se tenga la selección, se debe acudir a la zona de cajas donde el operador ayudará en su primera vez. Por último, queda disfrutar la carrera.

 

9. Algo más que caballos

 

Ese extra lo ponen las presentaciones artísticas que siempre han tenido una cálida acogida entre los asistentes. En el Hipódromo se tiene la oportunidad de ver y gozar espectáculos de danza y teatro. También la pista ha servido como escenario para espectáculos ecuestres y, por supuesto, de la charrería, el deporte nacional por excelencia. Además, se realizan presentaciones de otra índole, como exposiciones de pintura y fotografía, entre otras.

 

10. Para pasar una excelente tarde

 

Nada como relajarse, gritar, conseguir dinero extra, convivir con la familia y pareja, disfrutando del apasionante espectáculo de las carreras y el esfuerzo de caballos y jinetes.

 

El Hipódromo de las Américas está en servicio los viernes y sábados a partir de las 14:00 hrs, y domingos desde las 13:00.

 

Visita: 

 


 

 

 

Tomado de Excelsior

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Loading…

0

Comments

0 comments

Sheinbaum presenta plan para rescatar Polígono B del centro

La definición actual del kilogramo puede cambiar para siempre